Transporte de heridos

Ante una persona herida o sin conocimiento es fundamental reconocerlo en el mismo lugar en que se encuentra, sin moverlo ni trasladarlo hasta que no se le hayan hecho los primeros auxilios, pues de lo contrario existe el riesgo de agravar la situación y causarle nuevas heridas.

Solamente en casos extremos (incendios, electrocución, asfixia, inundación, aprisionamiento por hierros, etc.), deberá trasladársele con el máximo cuidado hasta el lugar más próximo donde se le puedan prestar los primeros auxilios.

En el momento del traslado hay que tener en cuenta que al enfermo o accidentado se le debe mover el cuerpo lo menos posible.

TRANSPORTE SIN CAMILLA

Es necesario utilizarlo cuando hay que alejar rápidamente al accidentado del lugar en que se encuentra, o cuando no es posible acceder hasta él con una camilla.

  1. Traslado de un accidentado cuando está sólo un socorristaPara el traslado inicial (en tanto no dispongamos de otro medios) se volverá a la víctima de espaldas, atando sus muñecas con un pañuelo o una tela.El socorrista se arrodillará a horcajadas sobre la víctima y, poniendo su cabeza debajo de las muñecas atadas, podrá arrastrarse hacia adelante, haciendo que el accidentado se deslice sobre el suelo (ver figura 1).
    Imagen de método de arrastre de una víctimaFigura 1: Método del arrastre.

    También se podrá hacer la evacuación del accidentado sobre la espalda del socorrista o a hombros (ver figuras de 2 a 5).

    Imagen de evacuación del accidentado mediante el método del bombero, paso uno Imagen de evacuación del accidentado mediante el método del bombero, paso dos Imagen de evacuación del accidentado mediante el método del bombero, paso tres Imagen de evacuación del accidentado mediante el método del bombero, paso cuatro
    Figura 2 a 5: Método del bombero.
  2. Traslado cuando hay varios socorristasCuando el número de socorristas es de dos o más, pueden hacer un asiento de dos manos, sobre el cual podrán llevar a una víctima. Cada socorrista sostiene al accidentado con un brazo por debajo de los muslos, agarrándose las muñecas uno al otro; el otro par de brazos servirá de apoyo para la espalda (ver figura 6). También puede utilizarse la llamada «silla tres manos» (ver figura 7).
    Imagen de método de traslado mediante asiento de dos manosFigura 6: Asiento de dos manos.
    Imagen de método de traslado mediante asiento de tres manosFigura 7: Asiento de tres manos.

    Puede usarse una silla como parihuelas en caso de emergencia (ver figura 8). También puede ser trasladado en posición similar sin la silla.

    Imagen de método de transporte con sillaFigura 8: Transporte con silla.

     

     

     

    Todos estos métodos se utilizarán sólo en el caso de que no haya sospecha de lesión a nivel de columna vertebral (a no ser que corra peligro la vida del paciente). Ante esa posibilidad, inmovilizar según se indica en INMOVILIZACIÓN DE LA COLUMNA VERTEBRAL.


Comments are closed.